AL SERVICIO DE LA ESPERANZA

 08 de Abril, 2016

Puede sonar cliché o repetitivo esto de servir a Dios y a mis hermanos, pero así lo siento, de mis años en pastoral juvenil, creo sin lugar a dudas que ser un "servidor de la esperanza" es lo mejor que me pudo pasar en la vida, tengo grandes amigos ahí y siento que son como una familia, quienes se preocupan unos a otros de como están, como se sienten, si necesitan algo, como quien dice la caridad aquí si comienza por casa.

Ahora agreguemos algo a esta historia, yo ya soy oficialmente un ex servidor, ya terminé mi periodo oficial como servidor (aunque sigo siendo un servidor en otras instancias como formador, me creo fotógrafo y en Reservicio), por lo que considero muy prudente dejar que quienes sirven hoy en los distintos equipos de nuestras zonas y arquidiócesis les digan a ustedes porque quisieron ser servidores e invitarlos a vivir esta linda experiencia de servir a Dios y a nuestros hermanos en las distintas actividades zonales y Arquidiocesana de pastoral juvenil (ferias de expresiones juveniles, escuelas de formación invierno y verano, sábado de ramos, peregrinación San Alberto Hurtado y Santa Teresa de Los Andes, encuentro de oración de animadores de PJ en Punta de Tralca, entre otras).

La pregunta que les hice fue ¿porque eres servidor? Y las respuestas fueron:

Jonathan (servidor decanato Florida oriente - zona oriente): es la búsqueda de encontrar al Cristo en la acción de ayudar al prójimo, no solo con la ayuda tangible como con la entrega de ropa o alimentos, sino que cuidando a los demás en las actividades, dando ánimo y compartir la alegría.

Katy (servidora decanato Ñuñoa Grecia - zona oriente): porque me llena y creo que siempre hay algo que aportar o recibir del otro, porque creo que se construye comunidad, se conoce a cristo en lo práctico sin necesidad de tanta formalidad.

Pancho (servidor zona cordillera): constantemente pienso en que es eso que me sigue motivando a seguir este voluntariado y como siempre la respuesta es el poder ayudar a otros, el poder ayudar a que los peregrinos se encuentren con Cristo y así poder vivir de mejor forma una caminata (por ejemplo).

Natalia (servidora zona centro): soy parte del equipo de servicio porque elegí serlo, fui parte de una generación pastoral muy linda, donde conocí gente fabulosa, todos los años participe de las actividades Arquidiocesana y en cada una de ellas se encontraban jóvenes con un distinguido peto blanco, me gustó la idea de continuar mi camino de fe y que mejor al servicio de Cristo. Llevo 4 años ya de esta experiencia donde no me arrepiento de nada, es un equipo que llena de felicidad, donde entregamos todo nuestro amor por los demás, servimos, jugamos, nos cansamos, pero todo basta por esas sonrisas y palabras de agradecimiento que nos hacen llegar.

Como pueden ver queridos hermanas y hermanos en Cristo, hacemos comunidad, somos una familia, somos jóvenes alegres, servimos a Dios y los demás jóvenes en nuestras actividades, y ahora son estos mismos servidores quienes te hacen la invitación para que te unas a estos equipos de servicio y formes parte de esta linda experiencia llamada "Servidores de la Esperanza".

Jonathan: si quieres ser parte de un voluntariado distinto, esta es tu oportunidad, Cuidar a nuestros hermanos en la fe y en diversas actividades de la Vicaría, además de relacionarte con un grupo juvenil de gustos similares, este puede ser el voluntariado que buscas.

Katy: ven a vivir experiencias que marcaran tu vida, se testigo del amor de Dios y cuanto puede movilizar la fe tan solo con el tamaño de un granito de mostaza, se parte de una comunidad que ayuda a que otros también conozcan a Cristo y sus milagros.

Pancho: te invitamos a servir de otra manera, nos preocupamos de que los peregrinos disfruten de las actividades pastorales y de peregrinación, hay un ambiente de amabilidad y fraternidad en el equipo. ¿Qué esperas?

Natalia: te invito a ser parte de este gran equipo de servicio de la esperanza joven, donde conocerás el gran sentido de servir al prójimo y obviamente pasándolo bien.

Así que ya sabes, te esperamos, un gran abrazo a todos y que Cristo Jesús los llene de bendiciones y no te olvides de tener en tus oraciones a mis queridos servidores de la esperanza los días 15, 16 y 17 de Abril, ya que ellos se encontraran en su jornada de oración, recargando pilas junto a Jesús para el año pastoral.

Si te animas a participar como servidor de la esperanza contáctate con las vicarias zonales de pastoral juvenil o con la Vicaria de la Esperanza Joven.

 

#JóvenesApóstoles
Empecemos la preparación en nuestras comunidades para que la caminata tenga sentido