SENTIDO DEL TRIDUO PASCUAL

 21 de Marzo, 2016

El Triduo Pascual es el periodo de tiempo en el que la liturgia cristiana y católica conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, y constituye el momento central de la Semana Santa y del año litúrgico.

En la liturgia católica, comprende desde tarde del Jueves Santo, cuando concluye la Cuaresma, hasta la madrugada del Domingo de Pascua, en que empieza el tiempo pascual, y tiene los siguientes momentos destacados:
• Jueves Santo, desde la Misa de la Cena, en la que se recuerdan la Última cena de Jesús, la institución de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal, y el mandamiento del amor.
• Viernes Santo, día de meditación sobre la pasión de Jesús, con la Celebración de la Pasión, que no incluye la Eucaristía.
• Sábado Santo, sin celebraciones litúrgicas en recuerdo de la muerte de Jesús, hasta la celebración de la Vigilia Pascual ya por la noche o madrugada del domingo, en la que se conmemora con solemnidad la resurrección de Jesús, y que es el acto litúrgico católico más destacado.

La expresión «Triduo Pascual» es relativamente reciente, pues no se remonta más allá de los años 1930. Pero ya a finales del siglo IV San Ambrosio hablaba de un Triduum Sacrum para referirse a las etapas históricas del misterio pascual de Jesús que durante tres días et passus est, et quievit et resurrexit. San Agustín utilizó una expresión parecida, Sacratissimum Triduum, para indicar los tres días de Cristo crucifixi, sepulti, suscitati.

¿Cómo puedo profundizar y vivir de manera diferente este triduo pascual?

El Jueves, además de participar en la eucaristía de tu comunidad, comparte unas galletas con algún amigo o amiga, y agradécele por el tiempo que comparte contigo.

¿Cómo me pongo al servicio de la vida y el amor en el compartir diario con las personas que me encuentro?

El Viernes, antes de participar en el Vía Crucis, piensa en Jesús en el Huerto de Getsemaní, para que luego puedas darle un sentido a cada estación en relación con tu vida.

¿Qué cosas no quieres en tu vida pero tienes que aceptar porque son voluntad de Dios, porque le hacen bien a ti y a los demás?

El Sábado, ante el sepulcro, lo más importante es guardar silencio, de distracciones, de bulla, de actividades sin sentido, mira tu día y planifica como puedes concentrarte, dejar limpio y ordenado, para poder estar un tiempo a solas contigo y con

¿Qué cosas me distraen, me ayudan a evadir mis problemas, hacen mucho ruido en mi cabeza que no me dejan escucharme? Una vez a solas conmigo y con Dios, ¿qué siento que me pide?

El Domingo, además de participar en la eucaristía, hay varias propuestas de Vía Lucis, es decir, recorrer el camino de resurrección con Jesús. Pero lo más importante es la alegría en tu interior, en tu cuerpo, en tu pieza, con tu familia, algún regaloneo sencillo, una rica comida, una flor al centro de la mesa.

¿Cómo puedo expresar mi alegría con signos o actitudes concretas?

 

#JóvenesApóstoles
Empecemos la preparación en nuestras comunidades para que la caminata tenga sentido