UNA IGLESIA POBRE Y PARA LOS POBRES

 18 de Marzo, 2013

Dicele Jesús: “Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza”. Mt 8,20

A muchos han conquistado y enamorado las palabras de Jesús del evangelio de Mateo que encabezan este artículo, y a muchos otros también, han conquistado las palabras de su Santidad el Papa Francisco el reciente 16 de Marzo ante la prensa acreditada que cubrió el cónclave en la Ciudad del Vaticano.

En este último tiempo he visto muchos comentarios en las noticias y en las redes sociales, tanto de periodistas como de personas que al parecer no son creyentes, pero también de algunos que lo son, incluso agentes pastorales. Personalmente, siento que esos agentes pastorales no están escuchando las palabras del Papa con una mirada creyente…muchos esperan del Papa Francisco un “gran cambio en la Iglesia”, y de seguro habrán cambios en la Curia y en otras instancias, pero el mayor cambio se debe realizar en la Iglesia que somos todos los bautizados, pues “quien no reza al Señor, reza al diablo” dice el Papa citando a León Bloy y me pregunto ¿a quién rezamos nosotros en nuestras comunidades juveniles?

El Buen Maestro nos dio ejemplo de humildad y pobreza, pero también eligió a un hombre recaudador de impuestos (quien tenía recursos en esos tiempos) para ser uno de sus discípulos: Mateo, de quien tomamos el texto inicial. ¿Será que su Santidad nos habla de “una Iglesia pobre y para los pobres” olvidándonos de quienes tienen más y de sus necesidades espirituales y que también son hijos de Dios…? ¿Acaso debemos entender que de ahora en adelante nuestros párrocos no deben tener vehículos para movilizarse y deben caminar a las diferentes comunidades, capillas o localidades para celebrar la Eucaristía y ejercer su actividad pastoral? ¿Será que debemos olvidarnos de ir a la JMJ a Brasil en este 2013 a encontrarnos con el Papa junto a los jóvenes de todo el mundo y dar ese dinero a los pobres? ¿O que tal vez debemos decirle a los jóvenes de nuestras comunidades que no aporten el 1% que la Iglesia necesita solidariamente de nosotros? (me pregunto si alguna vez le hemos hablado a los jóvenes de la pastoral del 1% y en que se utiliza).

No quiero que de alguna manera se mal interpreten mis palabras, de hecho soy un joven de trabajo y de clase media, agente pastoral y enamorado de Jesús y de su Iglesia; y es por ello que no me gustaría que comentarios mirados bajos un solo prisma, desmoronen la fe de quienes la están buscando o creciendo en ella, al cuestionar situaciones, realidades o visiones, sin antes compartir en nuestras propias comunidades y pastorales las palabras del Santo Padre a la luz de Jesucristo y de la Fe.

Recemos por su santidad el Papa Francisco, por la Iglesia, por nosotros y nuestra conversión diaria, para que las riquezas y bienes que poseamos no signifiquen un apego a lo mundano y sean más bien un apego al corazón de Jesucristo, transformándose en un cambio exterior a ejemplo de quien esperamos Resucitado en esta próxima semana Santa.

Artículo del discurso del Papa en el link:
http://es.radiovaticana.va/news/2013/03/16/francisco:_una_iglesia_pobre_y_para_los_pobres%E2%80%9D/spa-674016

 

#JóvenesApóstoles
Empecemos la preparación en nuestras comunidades para que la caminata tenga sentido